Consejos de seguridad para cuando asistas al gimnasio

Cualquier momento del día sirve para acudir al gimnasio y ejercitarte, eso ya es cuestión de gustos y criterios. Pero cuando se trata de la seguridad de tus pertenencias cuando vas al gym, hay aspectos que no puedes ignorar.

Es natural que cuando te ejercitas, prestes atención a los conteos, las repeticiones, e incluso de la música que utilizas para utilizar las maquinas, pero si hay algo que acotar es que no debes descuidar tus pertenencias.

Esto se debe a que no todas las personas son tan cuidadosas como tú, que tienen un modelo ético a seguir de no sustraer las pertenencias de otros. Lamentablemente al gimnasio acude todo tipo de personas, y debemos ser conscientes de eso.

Por ello, te ofrecemos una serie de consejos que te pueden ayudar a preservar tus pertenencias cuando vayas a ejercitarte, y puedas ahorrarte eventos que puedan derivar en pérdidas de tiempo y dinero.

Precauciones

  1. Si aún no empiezas tu rutina de ejercicios, es importante que investigues sobre los lugares de ejercicios que mejor reputación tengan en materia de seguridad.

  2. Verifica que en el gimnasio hayan casilleros que permitan almacenar tus pertenencias. No queremos que te quedes sin llaves de casa o del coche.

  3. En caso de que hayan casilleros, pregúntale a un cerrajero en el masnou u otro experto sobre cuál es el mejor candado que puedes utilizar para bloquear la apertura de tu casillero.

  4. Ten siempre contigo tu teléfono móvil, pues en ocasiones los ladrones suelen llegar muy lejos con sus pretensiones, e incluso pueden vulnerar el casillero con todo y candado.

  5. La medida anterior también aplica para llaves y billetera, pues las situaciones de robo son bastante impredecibles.

  6. Si has averiguado por gimnasios y ninguno dispone de lockers, lo que debes hacer es mantener tus pertenencias a la vista. Posiblemente haya otras personas que hagan lo mismo dentro del recinto.

  7. Mantente atento de todo lo que suceda a tú alrededor, y trata de no distraerte totalmente con la música que suene, bien sea personal o la que suena en el gimnasio.

  8. Trata de tener buenas relaciones con todos los compañeros que asisten contigo a ejercitarse, pues no sabemos en qué momento les necesitaremos en caso de emergencia, o que incluso ellos necesiten de nosotros.

  9. En caso de que el robo en el gimnasio sea inevitable, habla de inmediato con el dueño o encargado y notifícale el imprevisto que se ha presentado dentro del recinto, para que éste también pueda tomar las medidas de rigor.

  10. Llama inmediatamente a tus familiares y avísales que has sido víctima de robo, para que te auxilien en todo lo que sea posible, ya sea para recuperar llaves de la casa o el coche, en caso de que hayan sido sustraídas.

  11. Si no vives con familiares, llama a un cerrajero en terrassa que sustituya los herrajes de tu casa como medida principal de seguridad, y si se trata de las llaves del coche, también realiza las gestiones que corresponden.

Trabajos de cerrajería que puedes hacer tu mismo

Dependiendo de las capacidades de cada quien en realizar trabajos manuales se pueden cubrir trabajos menores de cerrajería dentro de la propiedad sin necesidad de llamar a un cerrajero.

Pero lo más importante es que ante cualquier eventualidad, hay cerrajeros disponibles para cubrir necesidades de seguridad en los establecimientos que están a nuestro cargo.

Lo que hace falta para emprender un trabajo sencillo de cerrajería, es disponer de herramienta manuales básicas como destornilladores, niveles, cinta métrica, lápiz y un cincel si vamos a manejar la carpintería.

La intención no es que te vuelvas un profesional en estas actividades pero sí que puedas resolver inconvenientes rápidos buscando el bienestar de tu familia y el tuyo propio.

Cambiando una manilla

Para cambiar una manilla de una puerta interior no necesita mayor complicación, más que saber usar las herramientas adecuadamente para no dañar la puerta mientras realizas los trabajos de cerrajería.

Quizás por la aplicación de mucha fuerza se haya dañado el mecanismo de la manilla, dejando sin fuerza para abrir o cerrar la puerta, obviamente esto nos dificulta establecer la privacidad de los espacios interiores entra habitaciones.

Con un poco de tiempo, visita la tienda de cerrajeros para comprar una manilla que se adapte a los que más necesitas, los detalles técnicos de la manilla quedan a cargo del profesional de la cerrajería. Si es posible desmonta la manilla y llévala para que no compres la equivocada, además que puedan recomendarte una de mayor calidad.

Si pones atención a como sacaste la cerradura de la puerta, de ese mismo modo puedes instalarla nuevamente con un poco de paciencia, sin embargo si no te sientes competente para realizarlo déjalo para un profesional.

Cerrajería interior

Las áreas interiores tienen un nivel más bajo de seguridad, que aquellas que son colocadas en las áreas externas como puertas principales, portones portales, entre otros ambientes externos.

Un cambio de cerradura de dichas puertas son trabajos que puedes intentar realizar porque no comprometen la seguridad física del establecimiento.

Como proceso de remodelación de los espacios es posible que se sustituyan cerraduras para que combinen con el resto del ambiente, podrías ahorrarte un dinero, si lo realizas tú mismo, no debería llevarte mucho tiempo porque los orificios ya estarían hechos por profesionales solo deberías desmontar y ensamblar con paciencia las nuevas cerraduras.

Hay que tener mayor cuidado en no dañara la puerta con el uso inadecuado de las herramientas o evita abrir orificios innecesarios en la puerta por inexperiencia.

Realizar mantenimientos sencillos

Cuando la cerraduras comienzan a presentar fallas, como por ejemplo atascos, es ideal mantener disponibles, lubricantes para libera estos mecanismos, el que se usa para trabajos de cerrajería es el polvo de grafito que se consigue en presentación en aerosol que mejora el funcionamiento notablemente. Este polvo de grafito también funciona para candados o cerrojos.

Atornillar nuevamente las cerraduras es otros de los trabajos valiosos que puedes realizar con tus cerraduras. Esto sucede cuando las puertas por efecto del viento golpean constantemente haciendo que aflojen sus tornillos, esto también podría dañar el mecanismo interno de la cerradura.

Resuelve cuanto antes el vaivén para perdurar la vida de tu cerradura.