Cómo los intrusos podrían usar una app móvil para entrar en su casa

Usamos cerraduras y dispositivos de seguridad en nuestros hogares para mantener a nuestras familias y propiedades a salvo de amenazas, pero quizás las nuevas tecnologías podrían quitarnos esa tranquilidad con tan solo una pulsación sobre la pantalla de un móvil.

La amenaza viene en la forma de una app móvil. Se llama KeyMe y por ahora solo está disponible en los EEUU. Con solo unas pocas indicaciones, puede ordenar un duplicado de la llave de una casa, una oficina o incluso una llave de automóvil en cuestión de segundos.

KeyMe es una empresa que ha estado cambiando la industria de los cerrajeros en el sur de Estados Unidos de América instalando quioscos que pueden realizar duplicación automática de llaves en poco tiempo.

Un paso lógico en la conveniencia del cliente ¿o quizás es demasiado?

Un nuevo servicio de KeyMe permite tomar fotografías de la llave desde su app móvil y luego retirar el duplicado en alguno de los quioscos.

Un potencial criminal sólo necesitaría unos segundos. Todo lo que tiene que hacer es quitar la llave del llavero, colocarla sobre una hoja blanca de papel y tomar una fotografía nítida de ambos lados de la llave.

Seis dólares y unos días más tarde, un duplicado exacto llega por correo o puede ser retirado personalmente. El CEO de la compañia KeyMe, Greg Marsh, dijo que está vendiendo conveniencia a sus clientes e insiste en que no es a costa de su seguridad.

“Hemos creado millones de llaves y nunca hemos tenido un problema con el crimen”, se defiende Marsh.

Los cerrajeros tradicionales miran con cautela

El cerrajero Antonio Demino tiene reservas sobre esto, y no solo porque sea una amenaza para su sustento. “No tiene sentido poner ese tipo de información personal en internet”, dijo Demino.

“Me preocuparía si tuviera que compartir ese tipo de información, información estrictamente personal, y ponerla a disposición de cualquiera que tenga acceso”, agregó Demino.

La trazabilidad, clave de la seguridad de KeyMe

Los voceros de KeyMe afirman que tiene capas de seguridad que los cerrajeros no tienen. La aplicación no hará un duplicado sin un nombre, dirección y tarjeta de crédito, pero la compañía no hace nada más por garantizar que esa persona tenga permiso para copiar una llave.

“Por cada duplicado que hacemos, tenemos un nivel de responsabilidad que no ha sido posible lograr con los cerrajeros tradicionales. La trazabilidad de la transacción y la biometría nos hace mucho más seguros “, responde Marsh a sus críticos.

Además de eso, Marsh dijo que no podías simplemente hacer una foto de las llaves en un llavero. Para que sea aceptada por la aplicación, la llave tenía que estar sobre una hoja de papel en blanco y escaneada por ambos lados.


Fuentes en la policía dijeron que aún no habían investigado ningún allanamiento de morada relacionado con la aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *